Usted está aquí

Estudiantes busca con la nutrición mejorar el rendimiento deportivo

La inclusión de Coach deportivo, el análisis del rendimiento con base en el video y recientemente la  supervisión nutricional son herramientas que explora la organización en la búsqueda del máximo rendimiento.

La organización Estudiantes de Mérida F.C labora intensamente con el objetivo de canalizar los recursos que estén disponibles para apoyar la evolución y desarrollo deportivo de los futbolistas que visten la camiseta rojiblanca. La idea fundamental es adecuarse a los estándares utilizados generalmente por equipos consolidados en el mundo, elementos que suelen ser aportados por investigadores, profesionales y organizaciones que mejoran el rendimiento colectivo traduciéndole en éxitos deportivos.

El equipo merideño busca llenar los vacíos que se dejaron a lo largo de su larga trayectoria deportiva, es por ello que ya cuenta con desarrollos que apuntalan el trabajo que ejecutan los jugadores y cuerpo técnico. Recientemente la incorporación de Fidel Navas como Coach deportivo ha representado un valioso aporte al trabajo, la observación de rendimiento deportivo apoyado por la últimas tecnologías en análisis de video llevado por Erick Tapias, y ahora incorporando a la Licenciada María Verónica Gómez en su rol de nutricionista buscara que cada jugador del equipo profesional y más adelante en la categorías menores logren su mayor rendimiento con base en  una correcta alimentación.

La idea es que cada jugador de la plantilla sepa que es lo más conveniente para su óptimo rendimiento deportivo,  objetivo se pretende alcanzar con un plan diseñado para que ellos estén a tono con la exigencia que demanda el deporte profesional. Actualmente se ha tabulado a cada jugador por sus características morfológicas (Edad, Peso, Estatura, Porcentaje de grasa corporal, etc.) y se trabaja en el plan nutricional que les permita traducir toda la suplementación e hidratación obtenida en potencia para que puedan utilizarla a su favor en la competencia.

Destaca la nutricionista que es un trabajo complejo a desarrollar pero en el corto tiempo se podrá tener los valores que se requieren y aplicar las estrategias. “Cada jugador es un individuo particular, es un proceso lento que al cabo de dos meses tendremos el grado óptimo, sin embargo comenzaran a sentir la diferencia y les permitirá un mejor despliegue de sus cualidades físicas,” destacó Gómez. (L.Plaza/Departamento Prensa Estudiantes de Mérida F.C)