Usted está aquí

Estudiantes de Mérida refuerza sus canteras con guía nutricional

El equipo trabaja en su departamento médico con el fin de establecer una guía nutricional a las categorías menores con el objetivo de mejorar su salud y obtener de ellos el máximo provecho como deportistas

Estudiantes de Mérida F.C se propone trabajar intensamente con el objetivo claro de constituir  fuerzas básicas  las cuales tengan la solidez requerida, una mejor atención entendiendo que en ellas reposa el futuro deportivo de la organización. La nueva junta directiva ha venido trabajando en la búsqueda de mejores formas de gerencia con el fin de optimizar la enseñanza de fútbol en el equipo merideño.

Una de las premisas fundamentales es la atención integral al futbolista, niños desde los cuatro años asisten a las prácticas en las canchas del colegio La Salle donde los entrenadores les imparten los conocimientos básicos y refuerzan sus destrezas. Paralelo a este trabajo la organización ha buscado aplicar en los chicos, las atenciones que se realizan en el equipo de primera división, para esto y preocupados por la salud de las futuras promesas del Estudiantes de Mérida se trabaja las categorías de la mano con el nutricionista que les valora y asiste para un mejor estado de salud de los niños.

Carlos Ramos está al frente de esta responsabilidad, como profesional de la nutrición con estudios en específico en el desarrollo del niño deportista. Se realiza el correspondiente despistaje en cada uno de los niños y niñas de las diferentes categorías quienes junto a sus padres reciben las orientaciones pertinentes para que con base en una guía puedan tener una mejor nutrición. Se busca que los niños tengan una salud óptima, mejor peso, talla y la fortaleza acorde a su edad y a la categoría en la cual participa, evitando posibles lesiones que les puedan afectar. 

El equipo ha venido adelantando un trabajo de tabulación obteniendo una serie de datos que van a ser estudiados con el fin de determinar los requerimientos de cada individuo. Para Ramos el fin es que los jugadores estén en los límites normales, que todos sus segmentos corporales crezcan acordes a su desarrollo, buscando mejorar su estado físico. “Se han tomado todos los parámetros antropométricos de cada uno de los niños y de esta manera determinar los diagnósticos nutricionales dentro de cada clasificación que ellos tienen discriminando o trabajando aparte a aquellos que necesiten una mejor atención,” Dijo Ramos.

Cabe destacar que esta actividad es muy productiva en el sentido que involucra a los padres y miembros de la familia que están acompañado cada tarde a los chicos rojiblancos fomentando unión así como la cooperación de la organización en el proceso formativo. “Es importante que el representante aporte datos de los niños, además de suministrar información que pueda ayudar a generar el potencial genético que significa los parámetros hasta donde el niño puede llegar a brindar en cuanto al crecimiento con el objetivo establecer estrategias que le ayuden a alcanzar lo mejor para ellos.” Acotó Carlos Ramos quien también agregó que la importancia radica en potenciar al máximo el niño como individuo que está en desarrollo en base a complementos, buena alimentación, entrenamiento y un sub patrón de sueño se puede lograr sacar lo mejor que genéticamente puede ofrecer. (Departamento de prensa Estudiantes de Mérida F.C / Leonardo Plaza)